Crónicas de viaje

China

Recientemente tuve la oportunidad de viajar a China en compañía de mi hija y recorrer varias de sus regiones y ciudades. El viaje ha sido una verdadera sorpresa, porque nos hemos encontrado con un país que, sin equivocación alguna, en muy pocos años va a convertirse en la primera potencia mundial. Durante las dos últimas décadas el gobierno chino se ha abierto al mundo y permitiendo el ingreso de capital extranjero, principalmente de Alemania, Francia, España, Italia y Estados Unidos ha desarrollado de una manera asombrosa la propiedad raíz, las obras de infraestructura, las carreteras, el parque automotor, la creación de gigantescas ciudadelas industriales que exportan a todo el mundo, y de paso han mejorado considerablemente el nivel de vida de las personas que viven en estas gigantescas metrópolis.

 

Llama la atención del visitante el impresionante desarrollo de la arquitectura en ciudades como Beijing, Xian y Shanghai. Nuevas líneas que se apartan del rectángulo, para crear verdaderas obras de arte que combinan el círculo, la parábola y el triángulo para crear ciudades futuristas que crean una impresión espacial que impacta a los miles de turistas locales y extranjeros. Igualmente, la enorme cantidad de distribuidores viales con desafiantes diseños que agilizan el tránsito en las grandes ciudades.

 

El motivo principal de nuestro viaje fue el de conocer los diferentes tesoros arqueológicos, monumentos, palacios y templos que durante muchos años y a través de la lectura inspiraron nuestra imaginación y se convirtieron en cosas con las que sólo se podían soñar. Al realizar este viaje hemos visto con nuestros propios ojos la riqueza cultural, espiritual y artística del pueblo chino y la magnificencia de las obras que las diferentes dinastías que rigieron los destinos de este pueblo crearon desde los años 1600 AC.

 

El primer sitio que visitamos en Beijing fue La Ciudad prohibida. Fabuloso conjunto de palacios y viviendas de los emperadores de la dinastía Ming que gobernaron China por cerca de 500 años hasta 1920. La ciudad prohibida fue terminada en 1420. El sitio es de una increíble belleza arquitectónica y artística adornada con jardines y árboles centenarios que producen un sentimiento de admiración y respeto por quienes crearon esta magnífica construcción, que indiscutiblemente es un legado para la humanidad.

 

Al salir de esta ciudadela, se encuentra uno con la magnífica Plaza Tian’an Mén, el espacio abierto más grande del mundo, rodeado de los edificios donde el Comité Central del Partido rige los destinos de la nación, los diferentes ministerios y el mausoleo de Mao, flanqueado por los monumentos que celebran la revolución.

 

Luego conocimos el Palacio de Verano de los emperadores a unos treinta kilómetros de Beijing, sitio donde los emperadores pasaban sus vacaciones en los calurosos días de verano. Este complejo habitacional está construido alrededor de un lago y está coronado por un templo budista. Posteriormente visitamos las tumbas de los emperadores. De las trece tumbas que se encuentran en un área de 40 km. cuadrados, sólo una ha sido excavada y abierta al público.

 

Al día siguiente visitamos la imponente Muralla China, recientemente declarada una de las maravillas del mundo. La verdad es que esta gigantesca obra de ingeniería que se pierde en la distancia coronando las empinadas montañas, deja a los visitantes sin palabras para describirla.

 

Nuestro avión nos condujo luego a Xian, donde tuvimos la oportunidad de visitar las tres galerías que contienen los famosos guerreros de terracota, el mayor descubrimiento arqueológico del siglo XX. En el hall de entrada tuvimos oportunidad de conocer el campesino que haciendo un aljibe, descubrió esta maravilla, incluso nos autografió el libro que compramos. Recorrimos las galerías contemplando con asombro y respeto los ejércitos de terracota. La verdad es que nos sentimos apabullados de ver con nuestros propios ojos esta monumental obra que tomó 36 años y necesitó de miles de seres humanos para ser construida, todo para satisfacer el deseo del emperador Qin Chi Huangdi que en su temor por el más allá, esperaba que este ejército lo defendiera en la otra vida. La tercera galería todavía no ha sido excavada, esperando los arqueólogos tener la tecnología que impida que las estatuas pierdan los colores originales, caso que ocurrió con las dos galerías excavadas donde las estatuas perdieron sus colores originales al ser expuestos al medio ambiente. Muy próxima a las galerías hay una colina hecha a mano donde está la tumba del emperador y sus 40 concubinas, área que tampoco ha sido excavada todavía.

 

Cerca de Xian se encuentra una villa del neolítico llamada Bampo, descubierta cuando se excavaban los cimientos para construir una planta eléctrica. Hoy en este lugar se encuentra un hermoso y bien diseñado museo que cubre toda el área y los visitantes pueden contemplar como  vivía un pueblo chino 6000 años atrás.

 

Viajamos luego a Wuhan y de esta ciudad salimos por carretera en un recorrido de 450 kilómetros al puerto fluvial de Yichang. A lo largo de la autopista, pudimos ver los cultivos de arroz, lotos y maíz en los cuales trabajan los campesinos manualmente y sólo se ayudan con los búfalos para preparar el terreno. En ningún momento se ve agricultura mecanizada y ésta es la forma como han trabajado por generaciones. Una de las razones válidas de esta agricultura primitiva es el empleo masivo de los campesinos. También pudimos observar este fenómeno en las ciudades grandes donde las obras viales se hacen en gran parte a pala y pico y el aseo de las calles y el cuidado de los parques utilizan una enorme cantidad de personas.

 

En Yichang abordamos el lujoso barco “Century Star” para iniciar nuestro crucero de 640 kilómetros por el río Yangtzé, el tercer río más largo del mundo, después del Nilo y el Amazonas. El crucero pasa tres cadenas de montañas que cierran el río con impresionantes acantilados y formaciones extrañas que la erosión ha producido por miles de años. A las dos horas pasamos la primeras, “Xiling gorge”. Unas pocas horas después, nos encontramos con la famosa represa llamada “The Three Gorges Dam”. Gigantesca y discutida obra de ingeniería de 2300 mtrs. de ancho y 180 mtrs. de altura, con 26 generadores de electricidad que suplen las necesidades de China en un radio de 1000 Km. y a la vez sirve para controlar el flujo del río y evitar las inundaciones de las áreas bajas. Un sistema de exclusas subió nuestro crucero 160 mts. para continuar nuestro viaje. Se espera que el nivel final de la represa de 175 mtrs. se alcance en el año 2009 y a lo largo del recorrido se puede observar la enorme cantidad de pueblos nuevos que el gobierno ha construido para reemplazar los cientos de pueblos que fueron sumergidos por las aguas de la represa.

 

El segundo día pasamos el llamado “Wu gorge” y luego en barcos más pequeños y champanes hicimos un recorrido por un río tributario donde se ven montañas que caen verticalmente sobre el río. En algunas de estas formaciones, se aprecian cavidades que contienen ataúdes que nadie sabe quien, cómo y cuando fueron colocadas en esos sitios que son prácticamente inaccesibles. Al atardecer pasamos el último gorge llamado “Qutang”

 

El día siguiente y en medio de fuerte lluvia, visitamos un pueblo fantasma en la cima de una colina a la que se sube por cable aéreo. Allí visitamos un templo budista y una pagoda. En las horas de la noche tuvimos la cena de despedida y a la media noche el barco atracó en la ciudad de Chongqing. A las ocho de la mañana desembarcamos y durante el día recorrimos la ciudad, parando en un hermoso parque, visitando la llamada “Custom House” y luego el llamado Hall del pueblo, quizás el Town Hall más espectacular del mundo por su impresionante estilo arquitectónico. Es un edificio fuera de serie.

 

En las horas de la noche tomamos el avión que nos condujo a Guilin. Arribamos a la media noche y al levantarnos nos encontramos con una moderna y bonita ciudad, construida en medio de cuatro lagos y cruzada por el río Li. Extrañas montañas llamadas “Karst” enmarcan el panorama. En un área de 160 x 60 klmts. la naturaleza ha formado durante millones de años uno de los paisajes más espectaculares del mundo, que ha sido permanente fuente de inspiración de los grandes pintores clásicos chinos. Recorrimos sus parques en la ciudad y al otro día, tomamos un crucero de cuatro horas por el río, disfrutando del panorama enmarcado por estas raras montañas cuya altura fluctúa entre 40 y 180 mtrs. de altura.

             

Finalmente viajamos a Suzhou donde tuvimos oportunidad de visitar los hermosos jardines que las personas pudientes de generaciones idas, crearon para su contemplación y deleite en compañía de sus amadas. Igualmente pudimos recorrer el pueblo viejo a lo largo de los hermosos y estrechos canales en los que está construido.

 

Al llegar al término de nuestra correría, arribamos a Shanghai al oscurecer y pudimos deleitarnos contemplando una de las ciudades más modernas y hermosas del mundo desde el punto de vista arquitectónico. Al recorrer esta ciudad puede apreciarse en el área conocida como El Bund, el encuentro de la influencia inglesa y francesa de los años 1800 y la vibrante y dinámica nueva ciudad que no tiene rival por su colorido y extraordinarias líneas futuristas.

 

Este viaje ha sido una gran experiencia, hemos visto un país pujante, que a pesar de sus muchos problemas y de la gigantesca población (1.3 billones), ha logrado que ésta sienta amor por su patria y viva en paz y armonía. Un país donde sus habitantes sacan el tiempo para reunirse con sus familiares y amigos al atardecer en parques y rotondas para conversar, bailar, cantar y practicar su gimnasia (Tai-Chi). Fue este quizás el detalle que más nos llamó la atención, ver cada día en todas las ciudades que visitamos esa hermosa forma de vida comunitaria del pueblo chino.

 

Vale la pena mencionar la variada y rica cocina de cada región, que regala a las personas con deliciosos platos fruto de muchos años de desarrollo del ingenioso arte de la culinaria china.

 

No quiero terminar esta crónica sin mencionar la polución ambiental. Los ríos y el aire están seriamente contaminados. Sin temor puedo afirmar que los niños de Beijing y Shanghai no conocen un cielo azul ni tampoco las estrellas. Una espesa neblina hace que la visibilidad en estas ciudades sea de unos 500 metros, más allá todo se pierde en la bruma. Enorme trabajo espera a China para solucionar este problema, que es sin duda alguna también un problema para el resto del mundo.     

Write a new comment: (Click here)

SimpleSite.com
Characters left: 160
DONE Sending...
See all comments

| Reply

Latest comments

18.05 | 08:58

Bárbara, lamentablemente no pude leer su comentario porque está incompleto. Gracias, Humberto.

...
18.05 | 01:17

Mi nombre es Barbara y me baso en Noruega. Mi vida está de vuelta! Después de un año de matrimonio roto, mi marido me dejó con dos hijos. Sentí que mi vida esta

...
26.03 | 08:54

Felicitaciones Humberto por esta pagina donde nos pones en contacto con tu personalidad y encontramos un momento de esparcimiento y paz al leer tus escritos.

...
05.09 | 05:21

Un saludo literario, cargado de todo el afecto y admiración que se merece mi primo. Soy tu seguidora y te leo con ahínco, y prisa, soy adicta y tu fans

...
You liked this page