Para disfrutarlos

Un hombre sin importancia

Segundo premio, concurso internacional organizado por el grupo””Palabras” de Sydney. Marzo 21. 2009).

 

Desde que empezó a trabajar con “Informática S.A.”, don Avelino Madrigal fue el empleado perfecto. El primero en llegar al trabajo y el último en salir. Siempre eficiente, nunca dio motivo de queja, nunca pidió un aumento de sueldo ni se quejó de las condiciones de trabajo y lo que es más importante, nunca se enfermó ni tomó un día libre. Cuando salía a vacaciones lo hacía porque la compañía lo obligaba a irse y aun así, visitaba su puesto de trabajo tres o cuatro veces.

 

Trabajaba con veinticuatro  compañeros más en la oficina que estaba dividida en cubículos individuales; sin embargo siendo muy reservado, nunca tuvo lo que se dice, amigos en el trabajo, ya que a duras penas decía un “buenos días” o “buenas noches” cuando llegaba o salía.

 

El ritmo de trabajo en la oficina era frenético, llamadas telefónicas, mensajeros trayendo o llevando cargas de documentos, técnicos reparando computadores que se dañaban para evitar que la empresa se paralizara, secretarias llevando mensajes a todo el mundo. Aunque tenían dos pausas al día para  el café y un cigarrillo, don Avelino nunca participaba de esos momentos, por consiguiente, ninguno de los empleados sabía que él era un buen hombre, católico practicante y que tenía una mujer infiel e indiferente y  dos hijos adolescentes rebeldes que lo despreciaban. Que todos los días tomaba el bus de las seis y cuarto de la mañana para llegar temprano y que no le importaba qué bus tomar en la noche porque siempre salía tarde del trabajo.

 

De esta manera don Avelino pasó quince años de su vida aislado del mundo, dedicado por completo a procesar las toneladas de información que le llegaban a través del Internet diariamente. Pasaba todo el tiempo concentrado mirando la pantalla del computador y escribiendo en su procesador. Creía que era su obligación hacer un trabajo perfecto y su mayor satisfacción era recibir unas palmaditas del gerente en la espalda y el consabido “Buen trabajo don Avelino, no sabríamos qué hacer sin usted”.

 

Un viernes en la tarde, la secretaria del departamento recibió una llamada de la esposa de don Avelino, diciéndole que acababa de darse cuenta de que él no había ido a la casa desde el miércoles, que lo había llamado a su teléfono en la oficina pero no contestaba, que si acaso lo veía le dijera que lo necesitaban urgentemente en la casa con el dinero para las compras. Poniéndose de pie y mirando para los cubículos, la chica le dijo que no se preocupara que él estaba en su sitio de trabajo y ella le daría el mensaje con mucho gusto.

 

La chica, que entre otras cosas era muy atractiva y sexy, recorrió el corredor que separaba los cubículos con caminadito felino y sonrisa seductora, recibiendo un baño de piropos y propuestas raras de los trabajadores de la compañía, mientras se dirigía a la oficina de don Avelino, que era la más alejada. Cuando llegó allá, empezó a darle el mensaje, pero al no recibir respuesta, lo miró con más atención y entonces se escuchó un grito de terror que paralizó a “Informática S. A”.

 

Los médicos forenses que atendieron el caso, diagnosticaron que don Avelino Madrigal había muerto de un infarto cardiaco el miércoles a eso de las nueve de la mañana.

 

El lunes siguiente un nuevo empleado tomó posesión de la oficina de don Avelino y la frenética rutina de trabajo continuó. El mundo siguió girando como siempre, nadie se acordaba de don Avelino y al parecer a nadie le hizo falta. Es como si él nunca hubiera existido.

 

Humberto Hincapié

Kariong. Septiembre del 2008.

Write a new comment: (Click here)

SimpleSite.com
Characters left: 160
DONE Sending...
See all comments

| Reply

Latest comments

18.05 | 08:58

Bárbara, lamentablemente no pude leer su comentario porque está incompleto. Gracias, Humberto.

...
18.05 | 01:17

Mi nombre es Barbara y me baso en Noruega. Mi vida está de vuelta! Después de un año de matrimonio roto, mi marido me dejó con dos hijos. Sentí que mi vida esta

...
26.03 | 08:54

Felicitaciones Humberto por esta pagina donde nos pones en contacto con tu personalidad y encontramos un momento de esparcimiento y paz al leer tus escritos.

...
05.09 | 05:21

Un saludo literario, cargado de todo el afecto y admiración que se merece mi primo. Soy tu seguidora y te leo con ahínco, y prisa, soy adicta y tu fans

...
You liked this page